Por un mundo mejor

Pues no está prohibido soñar, dar alas a la imaginación tampoco. Por eso, te invito a que me acompañes en un camino, por el cual nos adentraremos en el mundo encantado de “Faz de Conta”. Pero, ¿quién sabe si, algún día, ese mundo se volverá real?

Vamos: todos los habitantes se respetan, la naturaleza se preserva, el amor, en todas sus formas, es parte de la vida cotidiana, la educación, la salud, la seguridad, el respeto, la familia, son los grandes pilares de esta sociedad.

El prejuicio es algo que forma parte de un pasado lejano y el concepto de que blancos y negros somos diferentes es algo tan remoto como inaceptable.

Entonces, ¿por qué en lugar de este mundo imaginario, que debería ser normal, tenemos un mundo con tantos conflictos, desamor, tristeza, guerras, especialmente las provocadas por razones tontas, por las hogueras de la vanidad?

Detente y piensa: ¿qué tenemos que perder con tantos desacuerdos, egoísmo, falta de amor? Todo

Tenemos que reflexionar sobre una gran realidad: la vida es demasiado corta para perder el tiempo contribuyendo a un mundo en el que todos salimos perdiendo, e incluso los supuestos dueños de todo, al fin y al cabo, acaban descubriendo que todos, sin excepción, están de paso. ., por lo tanto, el viaje, un día llega a su fin.

Sin embargo, algo me dice que debemos seguir luchando, creyendo que aún con tantos conflictos, la “guerra” no está perdida.

Después de todo, muchos quieren hacer de esta vida una historia donde optimistas, amantes, amantes de la naturaleza, sabios, serán los grandes ganadores de esta disputa, donde tendrán como recompensa un mundo mucho, mucho mejor.

Mi nombre es Sonia Maria, soy de Río, con mucho orgullo, abogada, empresaria. En mi tiempo libre me encanta leer buenos libros, bailar, viajar, salir. Y soy una persona muy obstinada, sé ser paciente, de hecho, la paciencia es esencial para que no renunciemos a nuestros objetivos.